El autor:
Categoría:

Concierto en Filadelfia (4 de agosto de 1968) - The Doors - Todo sobre el espectáculo

La historia de la actuación de The Doors en agosto de 1968 en Filadelfia, Pensilvania, o ¿por qué Jim Morrison actuó con agentes de policía?

Live Philadelphia 1968 (4 de agosto de 1968) - historia del concierto de The Doors

Filadelfia, Pensilvania, domingo por la noche al final de un verano muy caluroso. Los Doors, liderados por su escandaloso cantante Jim Morris, suben al escenario. Pero esta vez están rodeados por un estrecho anillo de policías. ¿Era esta la intención, o algo salió mal?

The Doors en una sesión de fotos en los estudios Sunset Sound de Los Ángeles en 1968. Foto de Guy Webster.
The Doors en una sesión de fotos en los estudios Sunset Sound de Los Ángeles en 1968. Foto de Guy Webster.

Volvamos

Para entender el contexto de estos acontecimientos, hay que "rebobinar" hasta hace unos días.

The Doors acababa de regresar al país del este y el 1 de agosto la banda tocó en Bridgeport, Connecticut. Esa noche, el aire se electrizó en previsión del huracán y Jim Morrison ofreció una actuación fantástica. Con los ojos tapados, casi inmóviles, recitaba clara y distintamente letras y canciones al compás de la inminente tormenta. El ambiente del concierto fue surrealista y el público, hipnotizado, permaneció en completo silencio. Tras "Little Red Rooster" y "The unknown soldier", el público abandonó el recinto en silencio.

2 de agosto

La noche siguiente, el 2 de agosto, la banda ya estaba en su estado de ánimo habitual. Fueron la banda principal en la Super Bowl celebrada en Queens.

Entre bastidores, la situación era tensa. Los miembros de la banda británica The Who no estaban contentos de no haber sido elegidos como cantantes principales, a pesar de que estaban en la cima de su popularidad ese verano. Exigieron que el equipo de The Doors no estuviera en el escenario durante su actuación, que acabó con explosiones y guitarras destrozadas. Durante la actuación de The Who, el escenario giratorio funcionó mal, dejando a gran parte del público sin poder ver a los artistas y muy molesto.

Jim llegó a ese concierto en una limusina con Jack Holliman y Ellen Sander, que más tarde escribió sobre Jim lo siguiente

"Era demasiado loco, demasiado poco fiable, demasiado intelectual y vano. Pero lo más importante es que era demasiado poco fiable. Era un solitario, como todos los escritores, y se emborrachaba a menudo. Pero fuera del escenario era un tipo muy agradable".

En el camino hojeó la revista Village Voice y se quejó de que se aburría en Nueva York y luego empezó a tararear "Eleanor Rigby".

A las palabras de Sander sobre que era bastante raro, Jim sólo respondió: "Lo intento. Mientras se encontraban en el tráfico fuera de la sala de conciertos, abrió la ventanilla de la limusina y charló con los fans, invitándoles a ir al backstage con él. Al llegar al estadio, firmó autógrafos y desapareció entre bastidores.

La verdadera pesadilla comenzó cuando la banda, tras una hora de retraso, subió al escenario. Su paso a través de la multitud estaba vigilado por un grupo de policías de paisano. Los policías lograron repeler el primer ataque de los fans en el escenario, y luego tuvieron que formar un "muro viviente". Para llegar al frente de la multitud, Jim tuvo que abrirse paso entre las filas de policías.

"¡Cálmate!", gritó. "¡Estamos aquí para el largo plazo!

Gritó, se cayó y corrió por el borde del escenario, y veinte policías tuvieron que apartar a los fans que intentaron agarrarlo. Acompañó su interpretación de canciones conocidas con versos de "Celebration" y otras poesías surrealistas improvisadas que desconcertaron al alborotado público de adolescentes de Long Island.

Cuando la policía empezó a hacer retroceder bruscamente a la multitud, las sillas de madera volaron en su dirección. Jim recogió uno y lo lanzó de nuevo a la multitud. El equipo de rodaje siguió grabando el programa, pero tuvo que esquivar los restos de mobiliario.

La velada terminó con la canción "The end". Los asistentes que no podían ver el escenario gritaban y vociferaban airadamente a los que estaban en las sillas. Todo el público estaba animado y entusiasmado.

"Shh", les dijo Jim. -Oye, en serio, ¡cállate! ¡Arruinarás todo! Shhhh!".

El público seguía gritando. Al final del espectáculo, Jim se desplomó en el escenario como un tiro, agitando aún más a los fans.

Roby Krieger finalizó su set con un ambiente estupendo, pero Jim no estaba dispuesto a terminar su actuación todavía. Al final, se puso grosero con uno de los aficionados y le lanzó su silla. Cientos de sillas volaron en el aire caliente de aquella ajetreada tarde. Jim siguió bailando y riendo histéricamente, y cuando los policías intentaron apartarlo, se tumbó en el escenario y se negó a moverse. Al final, los guardaespaldas intervinieron y se llevaron a toda la banda al backstage. La noche se saldó con numerosas detenciones y heridos. Al día siguiente, la prensa se hizo eco de los hechos.

Pete Townsend, el odioso guitarrista de The Who, observaba desde la barrera. Le llamó la atención la forma en que Jim Morrison observaba con despreocupación cómo sus guardaespaldas golpeaban a los adolescentes que querían acercarse a él.

Pensaba que lo había visto todo, pero seguía asombrándose de cómo Jim conseguía manipular el estado de ánimo de la multitud de forma calculada, llevándola de la euforia al caos más absoluto. Poco después, Pete escribió una canción llamada 'Sally Simpson' como homenaje a Jim.

Entre bastidores, mientras el equipo de rodaje limpiaba su equipo, Jim consolaba a una adolescente que había sido golpeada accidentalmente en la cabeza por una silla voladora. La sangre brotaba de la herida que le atravesaba la cara, y la chica trató de detener las lágrimas. Jim la abrazó, miró a la cámara y dijo con una sonrisa irónica: "Ahí tienes tu democracia. No se puede saber quién la golpeó con la silla". Le limpió suavemente la sangre de la cara y le dijo en voz baja: "La sangre ya se está coagulando... Ella era sólo una transeúnte inocente".

3 de agosto

Ese día, la canción "Hello, I love you" se convirtió en un éxito y se gritó por los altavoces de, literalmente, todos los coches del país.

Esa noche la banda tocó en una sala de conciertos en Cleveland. De nuevo había un equipo de filmación con ellos. Jim llegó al concierto borracho y convirtió todo el espectáculo en un auténtico caos. Krieger intentó ahogar el discurso incoherente de Jim con brillantes solos de guitarra, pero esto molestó a Jim. "¡Si no puedo oírme, me tiro a alguien del público!", gritó a su banda. Entonces Morrison se saltó todas sus partes en 'When the music's over'.

Al final de la actuación, Jim se lanzó de repente al público con su micrófono. Comenzó un partido de fútbol, con Jim como balón. Todo el tiempo, viajando por los brazos, gritaba "¡vamos! Vamos". Cuando volvió al escenario, su voz ya había desaparecido. La banda terminó con "Light my fire" y salió corriendo del escenario.

La multitud coreó el nombre de Jim durante mucho tiempo, y cuando éste no apareció, empezaron a lanzar sillas de nuevo y a romper puertas en pedazos, y toda la noche se convirtió en un acto de destrucción sin sentido.

4 de agosto

Ahora es el momento del espectáculo final. Y la aparición de la banda con escolta policial ya no parece extraña, sino bastante razonable.

La calurosa noche del domingo fue genial. Jim parecía sobrio y, de pie en el gran escenario del estadio de hockey, incluso pidió al alborotado público que fuera amable con los jóvenes policías que custodiaban el escenario.

"Backdoor man" fluyó sin problemas hacia "Five to one". Jim se retiró a las sombras, dejando que Robbie realizara un brillante solo, que pronto se convirtió en una parte flamenca de "Spanish caravan".

"¿Qué queréis oír?", gritó Jim entre la multitud. Cuando cientos de personas comenzaron a gritar sus deseos, Jim volvió a intervenir: "De uno en uno, por favor. No puedo oírte".

Tras una rápida interpretación de "Hello, I love you", la banda interpretó "Wake up!" y "Light my fire", durante la cual Jim bailó y saltó alrededor de Mike como un hombre envuelto en llamas.

El público intentó abrirse paso hasta el escenario, pero la policía vigiló el perímetro hasta que la banda terminó su actuación y huyó del escenario.

Para el resto del mes, el grupo decidió tomarse un tiempo de descanso. Obviamente, el cerebro de Jim ya estaba hirviendo por las drogas y los locos acontecimientos del último mes. De todos modos, su tercer álbum, Waiting for the sun, se vendía bien por sí solo. De forma bastante inesperada, este álbum ocuparía el número uno en Estados Unidos en septiembre.

"Mongol Shudan", reyes nacionales del anarco-rock

Banda Mongol Shudan: historia de su creación, formación, mejores canciones, curiosidades, influencia El rock ruso es un género único, que ha proporcionado al oyente nativo una enorme colección de material, que puede ser la envidia de...

Un auténtico ídolo popular: Joe Dassin y Rusia

Todo sobre Joe Dassin: primeros años, éxitos y amor por Rusia A pesar de que muchos artistas abandonaron Rusia porque no se les permitía...

El mejor álbum de Ken Hensley que los fans de Uriah Heep no escuchan, pero recuerdan de memoria

Todo sobre "Proud Words on a Dusty Shelf": historia de la creación, pistas, éxito No es raro que los músicos que llevan mucho tiempo tocando en un grupo quieran lanzarse en solitario. Algunos de los...
Artículos relacionados

Los discos más potentes del rock ruso de los 90 según la revista Fuzz Music - Top 6

Los 6 discos de rock ruso más cool de los 90 según Fuzz Music En los años noventa, la música se encontró en un punto de inflexión de épocas. Acontecimientos políticos importantes en la historia de...

Luciano Pavarotti: la historia del emblemático tenor lírico italiano

Biografía del cantante italiano Luciano Pavarotti: Infancia, carrera, legado La melódica Italia ha dado al mundo su lenguaje más musical y ha aportado muchos colores al género teatral musical de la ópera. A pesar de...

La encantadora Emmylou Harris es una leyenda de la música country

Cantante de country Emmylou Harris: Biografía, arte, discografía, premios El folk y el country suelen quedar rezagados frente a la popularidad de otros géneros musicales, en particular el rock o el hip-hop....

Cantaron sobre algo que conmovió a todo el mundo: «Combination», el grupo de pop más caliente de los 90.

Todo sobre el grupo Kombinatsiya: historia de la creación, conciertos, contemporáneos A finales de los 80 y principios de los 90 muchas cosas están cambiando en el escenario autóctono. Las canciones severas y conmovedoras fueron sustituidas por...

La misma canción de «The Bodyguard»: el significado es más profundo

Todo sobre la canción "I Will Always Love You": historia de la creación, interpretación, éxito Suele ocurrir que entre artistas que interpretan la misma canción, pero en estilos diferentes,...